Tendilla

Tendilla

Breve historia

La villa de Tendilla perteneció a los Mendoza y a sus descendientes hasta la Constitución de Cádiz. Esta villa siempre ha sido muy famosa por sus ferias, que era la actividad comercial más importante que tenían. Esta feria se ha celebrado desde el siglo XIV hasta los pasados años 60. Han existido dos ferias, la de San Mateo y la de San Matías, que era la más importante. Al ser la primera feria que se hacía al año, era la primera oportunidad de comerciar con los productos fabricados o almacenados durante el invierno.

Qué hacer en Tendilla

Tendilla es una bella villa, rodeada de pequeñas montañas que dan lugar al valle sobre el que se asienta esta población. Lo mejor que podemos disfrutar en este hermoso pueblo es su bello conjunto urbano, con grandes ejemplos de arquitectura popular alcarreña, muestra de ella es la Calle Mayor, toda ella cubierta por soportales a ambos lados que se sostienen gracias a las longevas columnas de piedra con volutas renacentistas. De sus casas nobles podremos disfrutar del palacio de los López Cogolludo. El palacio de estilo barroco guarda una hermosa fachada principal almohadillada con un balcón central en el primer piso. El interior se distribuye en torno a los salones y la escalera noble. También tiene una dependencia que se utilizaba como oratorio privado para la familia, es la Capilla de la Sagrada Familia, de estilo rococó.

En el pueblo también podemos encontrar la inacabada iglesia de la Asunción, iglesia de grandes proporciones.
Por último, he de indicar que Tendilla tiene unas bellas ermitas dedicadas a Santa Lucía, La Soledad y la Virgen de Salceda que también es recomendable visitar y disfrutar de ellas. Del resto del pueblo, podemos acudir y refrescarnos en la fuente pública y pasear por su antigua muralla.

galería de imágenes

Principales Monumentos

Servicios