Sacedón

Sacedón

Breve historia

La villa durante el siglo XV fue reconocida como Salcedón de los Baños, debido a las aguas termales que brotaban en esta villa. Para el año 1553, el emperador Carlos V y su madre le otorgaron a Sacedón el título de Villa de Realengo, nombramiento que sería confirmado por los posteriores monarcas. Más tarde en el siglo XVII, pasaría a pertenecer a Gaspar de Sandoval Silva de Mendoza y de la Cerda, como mayorazgo de la casa del Infantado. También hay que destacar, que esta villa, durante la guerra de Sucesión, en el siglo XVIII, sufrió graves destrozos y la villa quedo casi totalmente despoblada.

Qué hacer en Sacedón

En las tranquilas aguas del pantano de Entrepeñas podemos disfrutar de un paseo en piragua alrededor del embalse para todos los públicos, o para los más atrevidos, hacer un descenso por las bravas aguas del río Guadiela, mientras disfrutamos de sus paisajes inolvidables y sintiendo la fuerza del río.

Si te gustan los deportes acuáticos, no te puedes perder disfrutar de hacer wakeboard, actividad que trata en surcar las aguas del pantano sobre una tabla, arrastrado por una lancha motora, en la que podrás realizar piruetas y saltos. Pero si prefieres algo más tranquilo, puedes disfrutar de un viaje en velero durante una hora, con un patrón por las tranquilas aguas del embalse.

Vía ferrata de Sacedón

Otra de las actividades que es muy recomendable hacer, es disfrutar del entorno de la vía ferrata “Boca del Infierno”, la cual nos hará disfrutar de los maravillosos alrededores del pantano de Entrepeñas y disfrutar de unas vistas imborrables sobre el embalse. Esta ferrata, se considera de nivel medio, contiene numerosos puentes y hasta una tirolina. El tiempo estimado de realización de la actividad es de unas 2-3 horas.

Sacedón, además de disfrutar de todas las oportunidades que nos ofrece el pantano, cuenta con multitud de rutas de senderismo con impresionantes vistas de todos sus alrededores, de las que podremos disfrutas con nuestros amigos o familiares por nuestra cuenta, o con los mejores guías que nos podrán explicar el entorno natural, llevarnos a los lugares más escondidos y su historia.

La Isabela y Ercávica

En los años 50 el pueblo de la Isabela fue sepultado por el pantano de Buendia. Dice la tradición que las aguas que pasaban por allí eran milagrosas. Por otro lado, en lo alto de la cumbre podemos visitar los restos de la ciudad romana de Ercávica, y a sus pies un precioso manantial de aguas calientes. En esta zona Fernando VII, decidió construir un sitio real, con su palacio, balneario, plazas, jardines y caminos.

Un lugar que es indispensable visitar, es “la ruta de las caras” de Buendía. Aquí podremos ver un conjunto escultórico de acceso libre y gratuito. Es un paraje formado por pinares y rocas areniscas en el que están esculpidas 18 esculturas con formas de caras bajo relieves de varios artistas. Esta ruta la podemos disfrutar en un tiempo de una hora, es de fácil acceso por lo que es ideal para realizarla con los más pequeños.

Otra ruta muy recomendable de hacer es la de la Ermita de la Virgen del Socorro. Esta ruta comienza desde el Camino Natural del Tajo. Su duración aproximada es de dos horas y media. Por la ruta, nos encontraremos el Sagrado Corazón de Jesús, que es un cristo de 25 metros de altura que corona un cerro cercano. Caminando hacia la ermita, podrás disfrutar de una gran cantidad de paisajes espectaculares, como la vista del pantano de Bolarque, sus hoces y el Castillo de Anguix, donde el paisaje es una autentica maravilla.

Ruta de senderismo del “Rollo Trujillo”

La ruta nos permite conocer La Alcarria más agrícola recorriendo fundamentalmente los campos de cultivo de olivos localizados entre los embalses de Entrepeñas y Buendía.

La ruta comienza saliendo de Sacedón en dirección sur. El camino nos conduce primero hasta el monumento del Rollo Trujillo. Tras visitar este monumento, tenemos que desandar un poco el camino hecho hasta ahora, hasta alcanzar el desvío al Puente de los Mil Ojos, denominación que recibe un acueducto destinado al regadío. La ruta cruza por encima de todo el acueducto que, al encontrarse sin uso, es transitable.

Al alcanzar una pista, la ruta continua en dirección a Sacedón, volviendo por el mismo camino por el que salimos del pueblo. Justo antes de terminar la ruta, pasaremos al lado de la centenaria plaza de toros de Sacedón.

Sacedón tiene un total de cinco rutas para hacer en bicicleta, que son las siguientes:

Ruta “El Socorro”

Ruta que comienza en Sacedón, desde la oficina de turismo. Tiene una distancia total de 18,54 kilómetros y es de dificultad global roja.

Comenzaremos por un camino bastante roto pero transitable hasta que atravesamos por segunda vez la CM-2000, la primera por un túnel y la siguiente por la carretera. Seguimos por este camino que nos llevará a una subida con más de 250 metros de desnivel, de unos 8 kilómetros de recorrido. Cuando alcanzamos el alto del recorrido podremos disfrutar de las vistas al castillo de Anguix y del pantano de Bolarque.

Continuaremos la pista por el cordal de la montaña para llegar al camino de las antenas donde hay una pequeña rampa de subida para alcanzar una senda que nos lleva hasta la Ermita del Socorro. Volveremos hacia el primer camino principal para volver a coger una senda que tiene unas vistas espectaculares del embalse de Entrepeñas. Después de recorrer esta senda, llegaremos a la vieja carretera N-320, para regresar a Sacedón por el Alto de San Julián donde cogeremos una senda que nos llevará hasta el camino rojo de regreso al pueblo.

Ruta “La Isabela”

Ruta con un recorrido total de 16,83 kilómetros, de tipo circular con una dificultad global azul. La ruta se puede completar en una hora y media aproximadamente.

Empezamos la ruta desde la oficina de turismo de Sacedón. La gran parte de la ruta se realizará por caminos rodeados de olivares, barbechos y viñas. En la medida que nos aproximamos al embalse de Buendía tendremos zonas de pinares por caminos arcillosos y de yesares. Al cruzar los pinares que delimitan el nivel máximo del embalse y una vez que alcanzamos la orilla de este, podremos disfrutar de un viaje en el tiempo por las Ruinas del antiguo pueblo de la Isabela.

Ruta “Desafío de la Alcarria”

Ruta circular, de 30,25 kilómetros de distancia, que podremos completar en unas tres horas aproximadamente. La ruta tiene una dificultad de global negra.

La ruta comienza abandonando Sacedón por la antigua N-320 en dirección al Alto de San Julián. Nos desviamos hacia el Sagrado Corazón de Jesús y subimos una fuerte de golpe unos 150 metros de desnivel. Continuaremos ascendiendo, compartiendo parte de la ruta del Socorro, pero en dirección contraria hasta que nos desviemos a la derecha por la primera senda de bajada. Una senda con unas vistas impresionantes del municipio de Sacedón de fondo. Una vez que llegamos al pueblo, lo cruzamos para coger diversos caminos agrícolas entre barbechos y olivares para llegar a la pedanía de Córcoles, donde podremos descansar en varias fuentes que hay al lado del frontón municipal. Aquí podremos visitar el Monasterio de Monsalud. Desde esta parte, comenzará el tramo más exigente de la ruta, ascendiendo una rampa constante de unos 2 kilómetros para llegar por fin a un llano entre cultivos y encinares hasta alcanzar a la segunda senda, la famosa senda de los Templarios. Esta serpenteante ruta era utilizada por la orden de los templarios para unir Sacedón con el Monasterio de Monsalud.

Ruta “Córcoles y el Cartero”

Ruta circular, que completaremos los 27,13 kilómetros de recorrido en unas dos horas y media aproximadamente. Tiene una dificultad global roja.

En esta ruta nos uniremos con diferentes tramos ya recorridos en el resto de las rutas, cogeremos diversos caminos entre viñas y olivares que nos conducen hasta el embalse de Buendía para visitar el pueblo sumergido de la Isabela. Seguiremos hacia el pueblo de Córcoles donde podremos reposar en las distintas fuentes que hay en el frontón. También podemos visitar el Monasterio de Monsalud. Desde aquí comenzará el repecho más largo de la ruta hasta alcanzar lo alto de la sierra donde tendremos nuestra recompensa, el descenso de la senda del Cartero. Una senda muy entretenida y algo técnica que nos llevará de nuevo hacia Sacedón, no sin antes pasar de nuevo cerca del pantano de Entrepeñas.

Ruta “Mordor”

Ruta circular de 27,13 kilómetros de distancia, con una dificultad global roja, que podremos completar en unas dos horas aproximadamente.

Es una ruta que nos lleva por la ribera derecha del embalse de Entrepeñas, entrando por algunas sendas juguetonas con diversos toboganes hasta alcanzar la urbanización de las Brisas. Después seguiremos por diversas sendas y caminos hasta sobrepasar la urbanización de Peñalagos. Continuaremos entre arenas y pinos hasta alcanzar el azud de Pareja. Allí, antes de llegar al azud, nos disponemos a ascender la famosa rampa de Mordor, la subida hace honor al nombre con partes de fuerte subida en un camino bastante técnico.

galería de imágenes

Principales Monumentos

Servicios