RESIDENCIA DE ANCIANOS ‘EL PALAZUELO’

La instalación térmica para calefacción mediante sistema de radiadores ha mejorado la habitabilidad de todas las estancias durante el invierno

Santiago Maestro y su mujer, Genoveva Chiriboga, son el alma de la Residencia de Ancianos ‘El Palazuelo’ ubicada en el municipio de Alcocer. Tras 30 años de experiencia como economista y 15 como enfermera, respectivamente, este matrimonio decidió hacerse cargo de esta residencia de propiedad municipal, cuyo edificio acogía antiguamente las escuelas del pueblo.

Aconsejados por el Ayuntamiento de Alcocer, estos promotores decidieron solicitar una ayuda Leader a FADETA con el fin de dotar a la residencia de una instalación térmica para calefacción mediante sistema de radiadores. De esta forma, se mejoraría notablemente la habitabilidad de todas las estancias de la residencia durante los meses de invierno además de suponer un ahorro significativo de dinero y energía, puesto que el sistema empleado hasta ese momento era el de calor por acumuladores eléctricos.

El director, Santiago Maestro, explica que “este proyecto ha supuesto la continuidad de la empresa” porque “la instalación de calefacción anterior era antigua, estaba muy deteriorada y era ineficiente y muy costosa, los problemas eran continuos”. En este sentido, apunta que “en un hogar tan grande como una residencia de ancianos es vital la calefacción y la ayuda recibida de FADETA ha sido primordial para instalar un sistema de calefacción muy eficiente y sin coste de mantenimiento”.

La Residencia de Ancianos ‘El Palazuelo’ empezó a funcionar en marzo del año 2000, pero fue en julio de 2012 cuando los actuales gestores se hicieron cargo de ella. “Hemos pretendido ser los sustitutos del hogar familiar y creemos que los hemos conseguido”, señalan los responsables de la residencia, quienes recalcan que “uno de los mayores problemas de los ancianos en la sociedad actual es la soledad y las residencias lo palían totalmente. Si a esto añadimos calor, cariño y comida, estamos como en casa, sin olvidar la atención sanitaria”.

Respecto a los beneficios que el entorno rural aporta a las personas mayores, Santiago Maestro remarca que “hemos tenido varias anécdotas con residentes varones y fumadores empedernidos procedentes de Madrid en relación a la evolución de su salud, sus familias no daban crédito a la mejoría que habían experimentado y nosotros les explicamos que simplemente es el aire puro del que disfrutamos”. “Se está mejor en una residencia en el medio rural que en una de una gran ciudad”, asevera el director de ‘El Palazuelo’, quien señala que entre sus residentes cuentan con tres personas que han superado los 100 años de edad.

“Alcocer y su entorno están dentro de la denominada España vaciada y con el esfuerzo de todos, especialmente de FADETA, tratamos de que los negocios y las personas permanezcan en nuestra comarca”, señala el director de la residencia, quien recalca que “las residencias de ancianos y las casas tuteladas son muy importantes en este sentido”.

La Residencia no ha tenido ningún caso positivo por Covid-19 desde que comenzó la pandemia. No obstante, “la delicada situación actual nos está afectando como a todo el mundo, estamos un poco por debajo de lo que sería deseable en cuanto a número de usuarios, pero nos mantenemos sin ningún problema y también mantenemos los puestos de trabajo”, apunta Maestro.

“Nuestro proyecto principal en este momento es recuperar la plena ocupación lo antes posible y continuar con nuestra labor”, concluye el director de la residencia de mayores, quien reconoce que “el papel de FADETA es fundamental en el mantenimiento de la comarca y, en nuestro caso, habría sido muy complicado la consecución de nuestro objetivo sin su ayuda”.

Información del proyecto

Santiago Maestro y Genoveva Chiriboga
Instalación térmica para calefacción por sistema de radiadores