GASÓLEOS IBÁÑEZ

La compra de un camión-cisterna le ha permitido mejorar la calidad del servicio, llegar a más clientes y cubrir necesidades existentes

Gasóleos Ibáñez es una empresa familiar ubicada en Berninches e integrada por un padre y sus dos hijos. Desde 2008, se dedica a la distribución de gasóleo a particulares, empresas, ayuntamientos, agricultores, ganaderos y centros educativos, en un radio de unos 150 kilómetros desde sus instalaciones.

La empresa solicitó una ayuda Leader a FADETA para comprar un camión-cisterna más grande del que disponían para el reparto de gasóleo. Esta inversión les ha permitido aumentar su clientela, mejorar la calidad del servicio y cubrir necesidades que antes no podían.

“Hay mucha competencia, pero intentamos dar el mejor servicio que podemos”, indica Daniel Ibáñez de la Peña, quien resalta que “sin la ayuda de FADETA es difícil que este tipo de inversiones en el medio rural puedan ser rentables, debido a la despoblación”.

El emprendimiento ligado al mundo rural forma parte de la filosofía de vida de la familia Ibáñez. Desde 2004 cuentan con una estación de servicio y el padre ostenta una panadería heredada de los abuelos desde la que distribuye pan por los pueblos de los alrededores. Además, recientemente, en la gasolinera también construyeron un taller de neumáticos con la colaboración de FADETA.

“Seguiremos intentando crecer cada día y dar el mejor servicio a todos los clientes”, afirma Daniel Ibáñez, quien asegura tener en mente nuevos proyectos que espera poder desarrollar “si todo va en la dirección correcta”.

Este emprendedor asegura que “en los pueblos no hay zonas habilitadas para las empresas y la administración pone muchos impedimentos para construir en suelo rústico y sin empresas y sin trabajo, no hay futuro”.

“Aunque en la ciudad es más fácil y más rentable montar un negocio, yo no cambio por nada el medio rural”, señala Daniel Ibáñez quien asegura que “el papel de FADETA es impecable, porque sí mira por el desarrollo en el medio rural y las empresas”.

Por último, Daniel Ibáñez señala que de momento el Covid-19 no ha afectado mucho al negocio “porque ha habido más gente en los pueblos” pero cree que “al final nos afectará a todos los negocios”.

Información del proyecto

Gasóleos Ibáñez
Compra de camión-cisterna para reparto de gasóleo