ESTACIÓN DE SERVICIO CIFUENTES, EJEMPLO DE ILUSIÓN, TRATO CERCANO Y COMPROMISO CON EL TERRITORIO

Los hermanos Batanero han recuperado el negocio familiar y, con ayuda de FADETA, han instalado dos surtidores de última generación

“En el medio rural existen muchas oportunidades de negocio que, apoya- das en la tecnología y en la innovación, pueden ser viables y rentables económicamente”. Así de contundentes se expresan los emprendedores Francisco y Cecilia Batanero.

Estos dos hermanos naturales de Cifuentes se convirtieron en socios en el año 2021 cuando decidieron gestionar directamente la gasolinera construida por su abuelo Indalecio. Antes de llegar a ellos, esta Estación de Servicio había sido gestionada varios años por su tío Santiago Díaz y, desde hacía varias décadas, se encontraba arrendada a una petrolera.

Al comenzar con el negocio, tuvieron que enfrentarse a las continuas averías de unos surtidores que tenían más de 30 años de antigüedad. Además, al ser monoproducto provocaban considerables colas, puesto que no permitía que varios clientes pudieran repostar el mismo combustible al mismo tiempo. Con la ayuda de FADETA han podido solucionar estos problemas al sustituir los viejos surtidores por surtidores dobles de nueva generación.

Actualmente, la gasolinera cuenta con tres empleadas fijas y una eventual para sustituciones de verano, todas mujeres. Los productos que ofrece son Gasóleo A, Gasóleo A Óptima, Gasolina 95 y Gasolina 98. También dispone de un lavadero y box de lavado, un aspirador, una máquina de inflado de ruedas automáticas y una pequeña tienda en la que se pueden adquirir bebidas, café, sándwiches, dulces, butano y propano, hielo y otros productos.

“Estamos comprometidos con nuestro pueblo y con el resto de vecinos de la comarca por lo que intentamos ajustar nuestros márgenes en la medida de lo posible para que todos los vecinos puedan beneficiarse de nuestros productos a unos precios asequibles”, aseguran Francisco y Cecilia.

Respecto a lo que les diferencia de sus competidores, destacan que “al ser una empresa pequeña podemos ofrecer un trato más cercano y tenemos más flexibilidad en adecuar nuestros productos a las necesidades de nuestros clientes, además ponemos todo nuestro esfuerzo en ofrecer el mejor servicio y conseguir el mayor grado de satisfacción de nuestros vecinos”.

En relación al futuro, estos emprendedores defienden que “las gasolineras tendrán que evolucionar con la convivencia entre los motores de combustión y las nuevas propulsiones híbridas/eléctricas, adaptando nuestros servicios a las nuevas necesidades de los clientes”. En este sentido, apuntan que los vehículos diésel tienen aún un largo periodo hasta que desaparezcan, actualmente se están desarrollando nuevos biocombustibles y otros combustibles ecológicos con aditivos de mayor calidad respetuosos con el medio ambiente, y el hidrógeno renovable será también una solución futura para continuar con la descarbonización en la movilidad”.

Francisco y Cecilia indican que FADETA está haciendo “una labor encomiable” y animan a las nuevas pymes y emprendedores de la comarca a acudir a FADETA para asesorarse y conseguir apoyo económico para poder llevar a cabo sus proyectos. Ellos ya tienen en mente nuevas inversiones y volverán a solicitar su ayuda.

Información del proyecto

Francisco y Cecilia Batanero
Servicios